Nerea Nuño debuta en l’Ardèche: “Una carrera que te hace mejorar”

La asturiana Nera Nuño, del Río Miera-Cantabria Deporte, ha acabado la temporada 2018 con una experiencia que la ha llevado a traspasar todos sus límites. Como ella misma dice, a curtirse como ciclista. Y es que el Tour International Fémenin de l’Ardèche (2.1) no es cualquier cosa. Muchas de las mejores corredoras de Europa se dan cita cada año en una prueba durísima donde se suben puertos como el Mont Ventoux. Y allí ha estado ella defendiendo los colores de la Selección española.

“Ha sido muy dura físicamente… pero mentalmente ha sido peor. Al final los kilómetros y los puertos tienes que hacerlos y te mentalizas, pero se nota el paso de los días, y también el quedarme a veces sola en tierra de nadie. Te ves con 70 kilómetros por delante que tienes que hacer sola y persiguiendo. Mentalmente es brutal, pero cuando acabas sales muy fortalecida”, explica la corredora de 24 años.

Pero cuando se le pregunta si repetiría, no se lo piensa: “¡Mañana mismo!”. Eso es indicador suficiente de que el saldo es positivo. Porque, además de terminar la prueba –hubo unos 50 abandonos-, ha notado una progresión con el paso de los días: “El último día tuve muy mala suerte. Iba en el grupo de cabeza y se me rompió el cable de la maneta. Luego la otra bici no me quedaba del todo bien y llegué a meta con un dolor de espalda terrible. Cuando pasó eso faltaban 80 kilómetros”, evoca.

Sobre todo, lo que más ha notado ha sido la mejoría en el pelotón: “Llegas y te cuesta colocarte. Había ciclistas que sé que no son mejores que yo y me sacaban tiempo porque yo empezaba los puertos la 100. Ellas empezaban delante, se cortaban con un grupo y gastaban menos. Con el paso de los días me movía mejor, en la penúltima etapa entré en un grupo de 50 corredoras y fui todo el tiempo ahí. El gasto es infinitamente menor”, explica.

Otro cambio importante de esta prueba sobre el resto ha sido el número de etapas: “Nunca he competido más de tres días seguidos. Aquí cuando acabé la tercera etapa me di cuenta de que me faltaba la mitad de la carrera. Había etapas de cuatro o cinco horas. Si fuese ahora a correr un Euskaldun, creo que lo haría con otra perspectiva”, argumenta Nuño que estuvo acompañada por una compañera que comparte su apellido. Aida Nuño también fue de la partida: “Me ha ayudado muchísimo y me ha dado una tranquilidad enorme. Y además lo hemos pasado muy bien”, recuerda.

‘Neri’, como le dicen sus compañeras de equipo, no sólo ha terminado la carrera sino que, además, la Selección ha ganado por equipos, por lo que pudo subir al podio final: “¡Estaba flipando! Es de destacar el buen ambiente que hemos tenido, que me permitía desconectar en esos primeros días en que llegaba un poco ‘de bajón’ a meta. Además, sobre todo en las etapas finales he podido tirar del pelotón para controlar un poco las fugas. Vine aquí a aprender y me llevo muchísimas lecciones”. Y aunque ahora va a descansar pensando en la temporada 2019, ya se sabe: si hubiera que repetir, mañana mismo.

Juande Juande

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Patrocinadores1