Una temporada de Ciclocross para el recuerdo

Para el Club Ciclista Meruelo, la temporada 2018/19 de ciclocross ya es historia. Con el Mundial de Bogense, en el que participaron las tres corredoras de su estructura elite y sub23, terminaba una campaña de cuatro meses y medio que empezaba sin saber muy bien hasta dónde iba a llegar y ha terminado haciéndose corta y alcanzando hitos que hasta hace muy poco sólo se podían soñar.

El objetivo inicial desde el Club era tener a las tres representantes en el Campeonato del Mundo y se ha convertido en una realidad. Además, Aida Nuño ha tenido una campaña de derribar un récord tras otro en su primer año en el equipo. La asturiana se ha situado en la 13ª posición del Ranking UCI, la mejor de la historia para una mujer española. Además, logró también el primer Top10 femenino español en la Copa del Mundo con la octava plaza en Tábor (República Checa).

No ha sido sólo eso: el Campeonato de España –séptimo en su carrera-, la Copa de España con la victoria en dos de las tres carreras y otras cuatro victorias UCI para un total de siete: tres C1 y tres C2 junto a la cita nacional.

Y si ha sido un año de récord para Nuño, también lo ha sido de crecimiento para las otras dos integrantes del equipo: Sandra Trevilla y Paula Díaz. Ambas se han estrenado en la Copa del Mundo con cuatro salidas –Koksijde, Namur, Zolder y Pont-Chateau- donde se han podido medir a las mejores con resultados cada vez un poco más satisfactorios. Además, la plata sub23 de Paula y el bronce elite de Sandra les valió la plaza en el Mundial.

Junto a eso, Paula Díaz logró sumar dos podios de nivel internacional: Xaxancx, en octubre, y Xátiva, en diciembre, ambos de categoría C2, así como un Top5 en el Trofeo San Andrés de Ametzaga donde fue también mejor sub23. Sandra fue cuarta en el Xaxancx y cosechó otros cinco puestos de Top10. Ambas se meten, además, entre las 100 mejores del mundo: Trevilla cierra como 97ª y Paula Díaz, en el último puesto de esa selecta lista.

Campeonatos regionales

Además de lo hecho a nivel internacional, que no es poco, el equipo ha conseguido un gran número de victorias en los campeonatos regionales de distintas categorías. Sandra Trevilla ganó el Campeonato de Cantabria elite, revalidando el título que ya consiguió el año anterior. Paula también lo logró en Asturias y Carla Fernández hizo lo propio en junior con el de Galicia. En cadetes, María Mediavilla conseguía también el de Castilla y León en categoría cadete.

Carla Fernández, que será sub23 de primer año la próxima temporada, ya ha logrado también algunos puntos UCI que la colocan en el 287º lugar de la clasificación mundial. Un puesto que a buen seguro empezará a dejar atrás muy pronto.

También Elena Barcenilla (junior) ha logrado varios puestos de podio en el calendario regional cántabro y, el más importante, el campeonato de Cantabria de su categoría pese a ser de primer año. Y Lucía Ruiz y Marta Pérez, ambas en cadete, fueron plata y bronce respectivamente, mientras que Estela Domínguez ha ido tomándole la medida a la disciplina en su primeros meses con el equipo. Un año de lo más completo en lo deportivo.

Equipo humano

No sólo de trofeos y medallas se nutre un equipo deportivo. Lo principal, el gran valor del Club Ciclista Meruelo, es el equipo humano que rodea el proyecto desde el presidente José Luis San Emeterio hasta el último de los integrantes de la plantilla. Empezando por la labor como técnico de Toñín Suárez, que destaca el “enorme crecimiento” del equipo durante todo el año y se encuentra “muy ilusionado” para preparar desde ya la siguiente temporada: “Sabíamos que podíamos llegar alto, que había cosas que mejorar. Y, con mucho trabajo y esfuerzo, se ha logrado hacer mucho más de lo que pensábamos a principios de año. Hemos tenido tres representantes del equipo defendiendo los colores de España en el Mundial. Esto nos hace pensar que el año que viene, sobre la base de lo ya aprendido, podemos dar otro salto más. Tengo muchísimas ganas ya de que llegue la temporada 2019/20 donde vamos a disfrutar muchísimo. Estoy seguro”, dice Suárez.

Por su parte, el coordinador del proyecto, Rober San Emeterio, también hace un balance inmejorable del año: “Esto fue una aventura, una apuesta. Y ahora podemos decir que ha salido no bien, sino mucho mejor de lo esperado. Estamos contentísimos y, sobre todo, muy ilusionados con lo que nos puede deparar esto en el futuro. El CX va a seguir siendo un pilar importante del proyecto del CC Meruelo, estamos convencidos. Aunque ahora es momento de cambiar de ruedas y de desarrollos porque empieza la carretera, ya tenemos un ojo puesto en septiembre para la temporada que viene”, comenta.
Juande Juande

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Patrocinadores1