Irene Méndez: «El ciclismo adaptado me ha cambiado la vida»

La trayectoria deportiva de Irene Méndez ha dado un giro radical en los dos últimos años. De ser una corredora que competía prácticamente en solitario y sin equipo a estar peleando por una plaza en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 en la disciplina de ciclismo adaptado en poco más de un año. A sus 27 años, la ciclista de Torrepacheco perteneciente al Club Ciclista Meruelo ha encontrado su sitio en este deporte. Tras volver del Mundial de Canadá con un récord de España en persecución, Irene prepara ahora las próximas citas mientras sigue viviendo esta especial aventura junto a Ginesa ‘Kuki’ López en el camino a Japón.

Pregunta: Regresa del Mundial de Canadá. ¿Qué balance hace de la cita?

Respuesta: Ha sido una experiencia increíble. Habíamos estado en el Mundial de Ruta en septiembre, pero a mí la pista siempre me ha llamado mucho la atención, y vivirlo a ese nivel es alucinante. Del ciclismo adaptado se puede pensar lo que se quiera, pero la realidad es que van muy fuerte y son profesionales como cualquier otro. Es estar con la elite mundial y lo cierto es que impone much

P: Es cierto que los nombres no son tan conocidos, pero no dejan de ser los mejores del mundo en su disciplina.

R. Yo comparo el ciclismo adaptado, ahora que lo conozco, con lo que pasa en el ciclismo de féminas comparado al masculino. Se compite al máximo nivel, las deportistas se cuidan, preparan el material al máximo… pero no tienen el mismo reconocimiento. Son igualmente profesionales, trabajan como profesionales, pero están más en la sombra.

P: ¿Se podría decir entonces que la profesionalización se la tienen que buscar ellos?

R: Más o menos, y es un doble mérito. Son profesionales en su campo sin tener los medios de un ciclista, que cuenta con un equipo que le aporta a nivel técnico, nutricional, de entrenamientos… los de ciclismo adaptado reúnen en sí mismos todas esas condiciones. Nosotros sí hemos tenido concentraciones en la RFEC, que nos ha ayudado en la aerodinámica, con aspectos técnicos y otras muchas cosas. Los resultados se han visto, la Selección ha vuelto con 10 medallas y tres maillots de campeones del mundo, y eso demuestra el nivel al que se está trabajando.

P: ¿Se esperaba en la Selección un resultado como este?

R: Si soy sincera, a la hora de ir para allá no veía un ambiente que apostase por tantas medallas, y al final ha sido como una especie de ‘lluvia’.

P: En cuanto a su tándem, el objetivo es Tokio. ¿Cómo de grande ha sido el paso que se ha dado en Canadá?

R: Sabíamos que nuestro fuerte era la persecución, y en cambio el primer día nos quedamos a tres décimas de una medalla en el Team Sprint, donde hay un tándem femenino y otro masculino. Sabíamos que al día siguiente era nuestro momento, el tiempo fue bueno e hicimos récord de España y sin embargo creo que los nervios nos jugaron alguna mala pasada. Teníamos un crono aún mejor en las piernas.

Foto: RFEC

P: Igualmente, se rompió un récord de siete años. Buen listón para empezar y hacer rodaje de cara a metas mayores.

R: Poder pelear una Final B o acercarnos a puestos de podio sería muy bueno. Los tándems que están en la Final A creo que son estratosféricos para nosotras, sobre todo por lo bien que se conocen entre ellas y la tranquilidad que tienen. Las ves salir y sabes que hacen cada vuelta como quieran hacerla.

P: Sin embargo, pese a no tener el bagaje de otros tándems, ¿da la sensación de que esa pelea por un puesto de podio está en las piernas?

R: Yo confío en que sí, que lo tenemos. Hay que seguir trabajando y pulir detalles, pero sabemos cuáles son. De un año para otro, para mi copiloto mejorar ocho segundos en una prueba como esa seguro que es ilusionante. Pero no podemos relajarnos, porque subir un puesto supone una diferencia de puntos muy importante y no podemos dejarnos ninguno en el camino.

P: ¿Cuál es el calendario hasta Tokio? ¿En qué citas se puede acabar de definir esa plaza?

R: En la última semana de marzo estaremos en la Copa de Europa de Cáceres, en mayo estaremos en la Copa del Mundo de Italia, y a final de ese mes iremos al Campeonato del Mundo en ruta, que este año se adelanta por la cita olímpica y será en Oostende.

P: De cara a Cáceres, ¿habrá antes alguna concentración o entrenamiento conjunto?

R: Sí, iremos a entrenar en carretera y si es posible nos concentraremos en Tafalla un fin de semana para no perder el rodaje en la pista, ya que si vamos a los JJOO haremos ambas disciplinas. ‘Kuki’ ya empezó a mitad del ciclo olímpico y estuvo unos meses sin piloto, no pudo competir todas las pruebas que hubiese querido para tener la tranquilidad de la plaza en forma de puntos, que otros tándems sí lo han hecho. Nosotras vamos un poco a marchas forzadas.

P: Esta aventura empezó en julio. ¿Cómo ha sido el proceso de ensamblaje?

R: Tras el Campeonato de España, casi sin asimilar la medalla de plata, Cofidis contactó conmigo y me citaron en Madrid. Hablé con Cris -San Emeterio, directora del Río Miera-Cantabria Deporte- y le pasó un proyecto interesante y me dijo que no dudase. Nos reunimos con el CSD, conocí a ‘Kuki’ y empezamos a entrenar juntas. Se nos convocó a la concentración de la Selección de ruta. Félix García Casas quería ver cómo nos compaginamos y creo que en general nos desenvolvimos muy bien. Antes de volver a casa ya nos dijeron que íbamos al Mundial. La experiencia fue genial, logramos entrar en el Programa ADO y conseguimos un octavo puesto en la ruta que para nosotras ya fue un subidón. Y fue llegar el tándem de pista y ponernos a trabajar en Torrepacheco.

P: ¿Cómo ha sido todo ese proceso de estos meses de centrarse en el ciclismo adaptado?

R: Para mí ha sido el gran descubrimiento. He tenido la suerte de conocer a compañeros de adaptado antes, pero siempre desde fuera. Pero convivir en la Selección ha sido muy distinto. Si no hubiese tenido la suerte de conocerlos, mi vida ahora mismo no sería la misma tanto a nivel personal como profesional. En lo personal, simplemente puedo decir que me ha cambiado la vida. En lo técnico, he avanzado un paso grandísimo, he sido una ‘esponja’ empapándome y no me gustaría irme en mucho tiempo del universo del ciclismo adaptado. Si se puede y mi compañera quiere seguir adelante, yo encantada de seguir muchos años más. Desde que en julio contactó conmigo el Comité y Cofidis yo sigo en una nube. Estoy recién llegada del Mundial de Pista y la nube parece estar cada vez más arriba. No me quiero ir de aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

faldon2