El Río Miera-Meruelo vuelve a la acción en Santoña

Cuatro meses y medio después de que la pandemia de Covid-19 detuviera la vida diaria de todo el país, las corredoras del Río Miera-Meruelo junior y cadete vuelven a ponerse un dorsal a la espalda. Lo harán en el Trofeo Villa de Santoña, prueba de la que el CC Meruelo es organizador.

En total, más de 15 corredoras de ambos equipos tomarán la salida en la prueba compartiendo pelotón con más de 150 cadetes masculinos en una prueba emblemática del ciclismo cántabro que, además, servirá como ‘apertura’ de esta temporada 2020 tan singular y concentrada.

El objetivo de las corredoras es ir calibrando las primeras sensaciones y el estado físico tras tanto tiempo en el dique seco, siempre con vistas a la primera prueba propiamente de féminas que será a finales de julio en el Torneo Euskaldun. El recorrido consta de un circuito de 15 kilómetros con salida y llegada en Santoña y pasos por Montehano, Cicero, Gama, Escalante, Argoños y Berria. Las junior completarán las cuatro vueltas -igual que los cadetes masculinos-, mientras que las cadetes harán tres giros.

José Luis San Emeterio, director del Río Miera-Meruelo: “Estamos muy ilusionados por la prueba del domingo, ya que esta era una temporada muy especial para nosotros porque celebrábamos 15 años en el pelotón. Volver a ponerse un dorsal ya es todo un logro y seguro que será un momento emocionante. Las chicas tienen muchas ganas de competir y nosotros de verlas hacer lo que les gusta. Es el momento de disfrutar”.

Foto: Ibai Otaola

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

faldon2