El Río Miera-Meruelo cadete, un balance «más que notable» en este extraño 2020

Por razones obvias, el 2020 no ha sido el año que se habría deseado en ningún ámbito. Tampoco en el ciclismo. Para las ciclistas cadetes del Río Miera-Meruelo-Cantabria Deporte, esta temporada también se ha resentido por la falta de competiciones en muchos meses, prácticamente con la excepción de julio, agosto y parte de septiembre.

Pero, más allá de las dificultades, lo cierto es que la competición que ha habido difícilmente habría podido salir mejor. El equipo cántabro ha logrado enormes resultados, con mención especial a la Vuelta a Cantabria, que dominó de principio a fin en su primera edición. Una prueba que aspira a convertirse en referente del ciclismo femenino en todo el Norte de la Península y, por qué no, en un atractivo para todas las cadetes de España. Además de ganar dos etapas y la general de la ronda cántabra, también se han logrado varios triunfos en el Torneo Euskaldun, aunque al no ser vascas no contaban para la general. Así como el triunfo por equipos en ambas competiciones.

En total, han sido ocho victorias para las ciclistas del Río Miera-Meruelo. Seis de ellas en la figura de Lucía Ruiz, mientras que su hermana Laura y Carolina Leonardo se han anotado un triunfo cada una. Además, Estela Domínguez se proclamó campeona de Castilla y León BTT. Victorias aparte, la propia Carolina y Marta Pérez han conseguido una enorme consistencia a lo largo de todas las pruebas, sumando varios puestos de podio y estando siempre entre las mejores. Por su parte, María Mediavilla no ha podido hacer la temporada como habría querido después de una caída al poco tiempo de entrenar.

Mientras tanto, las ‘jóvenes’ del equipo han ido adaptándose a la perfección a la categoría. Andrea Velasco, Adriana Arce, Alba y Ariadna Valle han conseguido acabar la mayoría de carreras en su primer año como cadetes y ayudar a sus compañeras para lograr los enormes éxitos del equipo.

José Luis San Emeterio: “Desde el punto de vista del aprendizaje, este año no va a ser todo lo provechoso que podría por las razones que ya todos conocemos. Pero sí es cierto que el tiempo que se ha podido competir, hemos visto a unas ciclistas comprometidas, unidas y dando imagen de equipo. Además, los resultados han llegado. Nuestras ‘mayores’ ya están listas para el cambio de categoría, en el que tendrán que seguir trabajando. Esperemos que 2021 sea un año más normal”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

faldon2