El Río Miera-Meruelo cadete, rumbo a Salamanca

Aunque persistía la incertidumbre casi hasta última hora, finalmente la I Challenge Ciclista Cadete Provincia de Salamanca se celebrará este fin de semana bajo un estricto protocolo Covid. Una ronda salmantina de tres etapas en la que tomará la salida el Río Miera-Meruelo-Cantabria Deporte de la categoría.

El equipo cántabro llega a la cita después de haber podido realizar varios entrenamientos en grupos de acuerdo con la normativa vigente en Cantabria. Unas salidas en las que las corredoras han podido rodar juntas y realizar dinámicas de equipo, con el objetivo de dar una buena imagen y seguir asimilando conceptos en competición.

Las seis integrantes que correrán en Salamanca son Joane Gorostiza, Naroa Supervia, María Martínez, Adriana Arce, Alba Valle y Paula González. Un equipo compensado y una decisión muy complicada de tomar, dado el buen nivel y actitud de todas las integrantes de la plantilla.

Todo comenzará este viernes a partir de las 16 horas con una contrarreloj entre Castellanos de Moriscos y Villares de la Reina, que hará las primeras diferencias y que pese a que sólo recorre 6,3 kilómetros, tiene terreno suficiente para abrir huecos en la general, sobre todo con los casi dos kilómetros de ascensión a San Cristóbal y el posterior descenso. Corta, pero muy lejos de ser llana.

Para el sábado queda la segunda etapa, entre Santa Marta de Tormes y Alba de Tormes, sobre 54,5 kilómetros y con tres ascensiones: el Pinar de Alba, Santa Inés y un último kilómetro explosivo hasta el Torreón de Alba de Tormes, que hará de línea de meta y donde también se puede picar tiempo.

Entre Bricomart Salamanca y Aldeatejada se celebrará la jornada final, de 57 kilómetros de distancia con el doble paso por el alto de Cuesta de la Varga, la primera de ellas prácticamente de salida, y una parte final más favorable que coronará a los vencedores masculino y femenino de esta edición inaugural de la Challenge, que por su formato permite que cada ciclista pueda tomar la salida en todas las etapas.

Toñín Suárez: “En estos momentos y con la situación actual, el simple hecho de poder competir ya es una suerte. Vamos a Salamanca con mucha ilusión y ganas de ponernos un dorsal, y confiamos en que este sea el primer paso hacia una temporada normal y con muchas carreras, donde nuestras corredoras puedan seguir aprendiendo y mejorando, que es el principal objetivo. En lo deportivo, esperamos dar una gran imagen como equipo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

faldon2